Un artista interpreta el mundo a través de un don natural.

Observa, asimila y devuelve una visión particular nueva y exclusiva. Su obra estimula los sentidos del espectador, en mayor o menor medida.

Mi objetivo como artista es indagar en la personalidad profunda que se esconde más allá de la imagen. Capturar la esencia que hace reconocible al modelo, detrás de sus rasgos evidentes. Representar quién es, más que cómo es.

Bienvenidos al viaje…

Máximo Herraiz